Salud para tu piel

La alimentación influye en como se ve tu piel: ¿Te atreves con estas recetas saludables?

 

Dime que comes y te diré qué tipo de piel tienes. Puede parecer arriesgado pero si eres constante en mantener una alimentación equilibrada rica en vitaminas y grasas saludables sabrás que esta afirmación es totalmente cierta. No es mentira aquello de que “somos lo que comemos”, puesto que una buena alimentación, junto con otros factores como descansar las horas necesarias, evitar el estrés y el tabaco, hacer ejercicio y protegerse del sol, forman casi el 75% de los condicionantes para que nuestra piel no envejezca prematuramente.

Es posible que, durante la temporada de verano, descuidemos un poco nuestra alimentación debido a que nuestros planes nos hacen comer muchas veces fuera, y cuando estamos en casa, lo que menos nos apetece es planificar comidas y cocinar durante horas. Por ello te proponemos que empieces el mes de septiembre intentando equilibrar de nuevo tu dieta, siendo consciente de que si queremos vernos bien por fuera, debemos cuidar lo que ingerimos y esto pasa por incluir en nuestra alimentación diaria nutrientes esenciales y antioxidantes que nos permitan sentirnos bien por dentro y por fuera. ¡Apúntate estas 4 recetas fáciles y sencillas con súper alimentos que te ayudarán a conseguirlo!

Batidos a todo color

¿Te cuesta incorporar las frutas y las verduras a tu día a día? La cantidad recomendada de estos alimentos es 3 raciones de frutas y verduras al día y la mayoría de las personas no lo cumple. Las frutas y las verduras son ricas en vitaminas y antioxidantes lo que significa una piel radiante y sin arrugas. Si 3 raciones te parecen demasiado te proponemos que al menos una de ellas la consumas en forma de batido. Es rápido de hacer, facilísimo y muy divertido porque puedes hacer tantas combinaciones como quieras. Nosotros te proponemos la siguiente, ideal para empezar la mañana con energía:

  • 1 plátano
  • 2 puñados de espinacas
  • 1 taza de trocitos de piña
  • 1 cucharadita de semillas de chía
  • 1 taza de leche de almendras

Vierte todo en la trituradora, aprieta el botón y estará listo cuando todos los ingredientes estén triturados y mezclados. Si le añades un poquito de hielo picado y trituras bien ¡estará muy fresquito y apetecible!

Helados caseros

Otra muy buena opción para comer fruta fácilmente, sobre todo durante los meses de calor, es hacerlo como postre, en forma de helado fresquito. Si eliges esta alternativa no sólo estarás comiendo alimentos beneficiosos para ti y para tu piel, sino que evitarás el consumo de azúcar que existe en postres procesados y poco saludables. A estos helados además puedes añadirles yogur natural, un alimento rico en probióticos biotinas que ayudan a regular tu salud intestinal y aportan nutrición a la piel. Si te ha gustado esta opción apunta esta receta:

  • 100g de fresas
  • 8 frambuesas
  • 8 moras
  • Un puñado de arándanos
  • Una taza de zumo de arándanos
  • 1 yogur natural
  • 1 dátil

Tritúralo todo en la trituradora y vierte la mezcla sobre moldes de helado. Una vez lo tengas, ¡directo al congelador! Déjalo durante 4 horas y a disfrutar de unos helados ricos y fresquitos.

Aperitivos saludables

Ya hemos hablado de los beneficios de las futas, las verduras, el yogur… y nos faltan las ¡legumbres! Las legumbres son súper alimentos que nos interesa integrar en nuestra dieta. Son hidratos de carbono de los que sí queremos consumir porque tienen un bajo índice glucémico que hacen que nos saciemos y reduzcamos la sensación de hambre. Además son una gran fuente de proteínas vegetales, vitaminas y minerales esenciales que apenas tienen grasa. ¿Cómo comerlos de manera fácil y divertida? ¡Con un rico hummus de garbanzos! Aunque puedes también hacerlo con otros ingredientes como las lentejas o las alubias.

400 gr de garbanzos de bote o cocinados

  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1 cucharada de tahini
  • ½ diente de ajo
  • ½ cucharadita de comino molido
  • ½ cucharadita de sal

Agrega todos los ingredientes a la trituradora hasta conseguir una mezcla homogénea. Si queda muy espeso puedes añadir un poquito de agua o caldo de cocción. Tritura de nuevo hasta conseguir la mezcla deseada y sirve con un poquito de pimentón dulce en polvo y un chorrito de aceite. Para dippear corta trocitos de zanahoria, apio, pepino… o cualquier verdura que te guste y tendrás un aperitivo ¡rico y saludable en minutos!