¿Qué necesita tu piel?

Piel Sensible y Delicada

 


La piel sensible reacciona con malestar frente a diferentes estímulos externos e internos que se producen de manera normal y no generan ningún efecto en otros tipos de piel.

Se puede reconocer la piel sensible por los siguientes síntomas, los cuales pueden presentar diferentes grados de severidad:

  • Enrojecimiento.
  • Hormigueo.
  • Tirantez.
  • Quemazón.
  • Picor.

¿Qué provoca la sensibilidad de la piel?

Los diferentes estímulos que, aislados o combinados, pueden provocar la sensibilidad de la piel son:


Piel Sensible y Delicada

Cabe destacar que tanto la piel de los niños, por la falta de madurez de sus estructuras, como la de los mayores, por la atrofia secundaria al envejecimiento, suele ser más sensible.


Manzanilla: la respuesta a la piel sensible

Piel Sensible y Delicada

Estas funciones son el resultado de la acción conjunta de los siguientes componentes que forman parte de la Manzanilla (Alonso J., 2004)*:


Piel Sensible y Delicada

Esta potente acción calmante de la Manzanilla hace que sea un activo imprescindible en el tratamiento dermocosmético de la piel sensible y delicada.

* Alonso, Jorge. Tratado de Fitofármacos y Nutracéuticos. Barcelona: Corpus, 2004, p: 719-25 (633.8 ALO)

Solución BABÉ: Binomino Hidra-Calm.

En Laboratorios BABÉ te proponemos el tratamiento corporal Hidra-Calm ya que cuida la piel y le aporta confort durante todo el día. 

Está compuesto por dos productos formulados específicamente para la piel sensible: el Jabón Hidra-Calm que limpia suavemente y respeta el equilibrio natural de la piel, junto con el Fluido Hidra-Calm que calma, hidrata y reduce la sensibilidad.



Te recomendamos: