Salud para tu piel

Rutina en 5 pasos para cuidar tus manos

 


Es tiempo de estar en casa y salir lo menos posible, aún así, debemos lavarnos las manos de forma regular para mantener una correcta higiene. Los jabones y geles higienizantes tienden a resecar nuestra piel, por ello debemos ser conscientes y no olvidar que nuestras manos necesitan que les prestemos atención.


Igual que cuidamos la piel del rostro cada día y utilizamos productos específicos, debemos prestar atención a la piel de nuestras manos. ¡No esperes a verlas deshidratadas o tirantes para actuar! Aprovecha este momento para cuidarlas como necesitan. ¿Cómo hacerlo? Te contamos en 5 sencillos pasos para tener tus manos perfectas.


1. Límpialas regularmente en profundidad


Aunque estemos cansados de oírlo, es necesario que utilicemos productos adecuados para mantener nuestras manos limpias y ayudemos a reducir el riesgo de contagios.


Para ello, te recomendamos utilizar nuestro Hidrogel Dermaseptic sin aclarado y con un 70% de alcohol si necesitas asegurar una limpieza rápida y eficaz.

Si tienes la posibilidad de utilizar agua, el Jabón Dermaseptic con aclarado es la opción perfecta.

2. Hidrátalas para tenerlas siempre suaves


Al igual que el rostro, debes hidratar tus manos a diario. Aunque parezca que no estén secas, la hidratación es fundamental para mantener una piel de manos sana.


Utiliza cremas ricas en aceites como la Crema Emoliente de Babé, con Omega 3, 6 y 9 y Manteca de Karité. Te ayudará a aliviar la sensación de picor, irritación y tirantez.

3. Protégelas del sol


Parecerá algo ilógico si tenemos que estar en casa, pero por poco que salgamos, los viajes express al supermercado o el corto paseo de nuestro perro es suficiente para que los rayos del sol dañen nuestra piel.


Aplica Fotoprotector Loción con SPF 50+ en tus manos cada vez que salgas de casa, así las mantendrás jóvenes y saludables.

4. Utiliza jabones suaves para no alterar su pH


Si estamos todo el tiempo en casa, no es necesario que lavemos nuestras manos continuamente con jabones de acción antiséptica.


Podemos combinarlos con jabones suaves que no alteren el PH de nuestra piel. Para ello, nada mejor que el Jabón de Aceite, que además de calmar la piel, su alto contenido en aceites actuará como un reparador para tus manos.


5. Repáralas mientras duermes


Mientras dormimos nuestra piel se regenera de manera más rápida. Si para el rostro utilizas cremas reparadoras de noche, ¿por qué no hacerlo con tus manos?


La Crema de Manos Reparadora es el producto ideal para terminar esta rutina fácil de 5 pasos para tener unas manos perfectas.

X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información