Salud para tu piel

Tratamiento para la irritación del rostro por el uso de mascarillas y equipos de protección

 

Las mascarillas se han convertido en uno de los objetos más demandados en estos momentos. Casi imposibles de encontrar a la venta, estos objetos de protección son uno de los elementos más necesarios para todas aquellas personas, que diariamente, están en primera línea de combate contra el Covid-19, desde sanitarios y farmacéuticos, pasando por personal de supermercados y tiendas de alimentación, trabajadores de limpieza, repartidores, transportistas… y un largo número de profesionales que siguen al pie del cañón estos días.

Sin embargo, las mascarillas y equipos de protección individual que utiliza el personal sanitario están provocando que la piel de las personas que los llevan sufra diversas afecciones que hacen todavía más difícil su labor. Sequedad, irritación, tirantez, rozaduras… son algunos de los problemas que están padeciendo debido al uso continuado de mascarillas.

Por ello desde Laboratorios BABÉ, nos unimos al aplauso solidario por todos los profesionales que salen a cubrir sus puestos de trabajo a diario y recomendamos unas sencillas pautas para combatir las consecuencias del uso continuo de mascarillas.

Como ya sabemos, es esencial mantener una limpieza facial a diario, tanto de día, como de noche. Para ello, si por tu profesión utilizas mascarillas sanitarias diariamente durante muchas horas, limpia tu rostro con agua micelar en lugar de utilizar agua y jabón. La nueva fórmula de Laboratorios BABÉ, con activo prebiótico, hidrata, refresca y calma. Antes de acostarte, un par de veces a la semana, puedes aplicarte también una solución hidratante y reparadora, como la de las ampollas BICALM+, especialmente recomendadas en casos de alteraciones de la piel. Aliviarán y calmarán la piel del rostro y ayudarán a que se repare más rápidamente.

De manera diaria y para combatir la sequedad, irritación y tirantez en la zona donde se colocan las mascarillas y gafas de protección, es importante utilizar una crema hidronutritiva facial ya que la piel no transpira como lo haría de manera normal. Será suficiente con aplicarla antes y después de su uso para hidratar la zona y recuperar los nutrientes y el agua que la piel necesita.

Otro de los problemas que han reportado los sanitarios estos días han sido las rozaduras provocadas por las mascarillas y gafas de protección, tanto en la parte trasera de las orejas, como en la frente y nariz. Para las zonas más sensibles como las orejas, un buen remedio es aplicar un aceite regenerador rico en Rosa Mosqueta que permita reparar las zonas más afectadas por las rozaduras. Para los labios y zona perinasal es conveniente aplicar de manera frecuente un producto que nutra y repare esa zona.

Esperamos que estos consejos sean una pequeña ayuda para paliar las consecuencias provocadas por elementos tan necesarios estos días como son las mascarillas y gafas de protección. Desde BABÉ queremos trasladaros ¡todo nuestro apoyo y ánimo!