¿Qué necesita tu piel?

¿Sabías que el Exposoma es el responsable del 75% del envejecimiento de la piel?

 


No nos equivocamos cuando decimos que “la cara es el reflejo del alma” ya que nuestro estado de ánimo se refleja como un espejo en nuestra cara y nuestra piel. Tampoco nos equivocamos si decimos que la piel es un fiel reflejo de nuestra vida ya que mantener unos hábitos de vida saludable son claves para mantener una piel sana y saludable. 

De hecho, sabemos que los genes controlan un 25% del proceso de envejecimiento, lo que deja el 75% restante en nuestras manos. Ese 75% corresponde a factores externos que podemos controlar a nuestro favor y que forman parte de nuestro estilo de vida, lo que denominamos exposoma.

 

Recientemente se han identificado 7 factores externos de exposoma que afectan al envejecimiento de la piel (Krutmann et al., 2017).


Estos factores son: 

  • Radiación solar
  • Contaminación
  • Tabaco
  • Temperatura
  • Nutrición
  • Estrés 
  • Falta de sueño. 


Krutmann J. et al. 2017. The skin aging exposome. J Dematol Sci 85: 152-161

Hasta hace relativamente poco tiempo se le daba mucha mayor relevancia a la radiación solar que al resto de los factores, siendo los daños causados por los rayos UV los principales responsables del envejecimiento prematuro de la piel (fotoenvejecimiento). 


Sin embargo, a raíz de estos nuevos estudios el panorama empieza a cambiar, considerándose también clave la contaminación. La contaminación puede proceder de muchas fuentes que van desde la emisión de gases, el tráfico, los niveles de ozono hasta agresores más tecnológicos como la luz azul (HEV) emitida por los dispositivos electrónicos como pantallas de móviles, tablets, ordenadores, TV…

Al igual que los efectos a largo plazo de la radiación solar están relacionados con el aumento del riesgo de cáncer de piel, la evidencia científica ha demostrado que la contaminación es capaz de dañar los principales escudos protectores de la piel, la función barrera y el microbioma, lo que se traduce en un aumento de la sensibilidad cutánea y un agravamiento de muchas patologías inflamatorias relacionadas.


Por tanto, el control del exposoma supone una estrategia de prevención perfecta para la promoción de la salud de la piel. Así que además de llevar un estilo de vida saludable: tomar frutas y verduras ricas en antioxidantes, realizar ejercicio, evitar el sol, el tabaco y dormir las horas necesarias, el uso de cosméticos específicos que actúen como un escudo protector frente a las agresiones externas podría formar parte de una estrategia muy sencilla para mantener una apariencia joven y saludable de la piel, independientemente de la edad cronológica.

 

La nueva generación de cosméticos multifunción persigue varios objetivos para conseguir una piel sana y saludable a cualquier edad:


1

Ser un escudo eficaz frente al exposoma, lo que refuerza la función barrera y el microbioma de la piel

2

Actuar sobre los indicadores moleculares del envejecimiento, para frenar e intentar borrar algunos de los signos visibles del envejecimiento

3

Actuar sobre la parte más emocional haciéndote “Sentir bien” y soñar con los resultados


Todo ello es importante para conseguir nuestro bienestar general y el de nuestra piel, lo que se traduce en una mejor apariencia (salud) y en un aspecto más rejuvenecido



Un fiel reflejo de esta nueva visión es la línea HealthyAging+ de Laboratorios BABÉ. 


Una línea cosmética, basada en la ciencia, formada por 5 productos que cubren las necesidades fundamentales de cualquier persona a cualquier edad. HealthyAging+ es capaz de proteger, transformar y optimizar el aspecto de nuestra piel aportando una apariencia joven y saludable, independientemente de la edad cronológica.

Te recomendamos: