Piel sensible

Rostro sensible y delicado

La piel sensible es aquella que reacciona con más facilidad que una piel normal. Suele ser fina y delicada, tiende a tonalidades más claras y a una mayor sequedad.
Los síntomas más comunes que sufren este tipo de pieles son enrojecimiento, acaloramiento, picor o tirantez.

Hay que tener en cuenta que cuanto más sensible sea la piel, menor tolerancia mostrará a los estímulos. Por ello, necesitará productos de cuidado que actúen respetuosamente sin agredirla.

Otras líneas de Babé

depigment+

Depigment+

HealthyAging+

Corporal

Solar

Pediatría

Stop AKN

Capilar

Ampollas

Esenciales

Sérums Faciales