¿Qué necesita tu piel?

Dermatitis Atópica en Edad Pediátrica

 


La Dermatitis Atópica (DA) es una enfermedad inflamatoria de la piel de carácter crónico y recurrente, caracterizada por prurito intenso, eczema y sequedad en la piel. Su origen es multifactorial y se asocia a factores genéticos, inmunológicos, medioambientales, pero también a un defecto en la barrera cutánea. El 60% de los casos aparece durante el primer año de vida y cursa con brotes intermitentes, causando un gran impacto negativo en la calidad de vida de las personas.


Según la edad, distinguimos:

  • Dermatitis Atópica del lactante (2 meses – 2 años).
  • Dermatitis Atópica del niño (2 años – 12 años).

Las lesiones suelen aparecer siempre en la misma localización y se asocian a zonas con pliegues:

Causas

Existen ciertos factores desencadenantes de los brotes atópicos como pueden ser:

  • Cambios extremos de temperatura (frío/calor/humedad).
  • Contaminación ambiental.
  • Alérgenos presentes en el aire.
  • Microorganismos (S. aureus).


Nuestra recomendación


El mejor tratamiento es la prevención que se consigue tratando de recuperar el equilibrio de la piel. No obstante, también es importante conocer que el cuidado emoliente, incluyendo tanto la fase de higiene como de hidratación, es la primera opción terapéutica en la prevención de los brotes y restablecimiento de la barrera cutánea.


Mediante el uso de línea Atopic-prone Skin vamos a conseguir prevenir y/o mejorar los brotes atópicos de los más pequeños gracias a la presencia de potentes activos como:


SKIN REPAIR BIO

Procedente del cardo Onopordum Acanthium

Activo orgánico 100% natural que restaura la barrera cutánea potenciando la hidratación y protección de la piel.

SKINCALM

Solución al 5% de Dihydroavenanthramide D

Molécula con propiedades antiirritantes, antihistamínicas y antiinflamatorias, inspirada en la actividad calmante de la avena.

SKINDEFENSE

Rhamnosa, Glucosa y Ácido Glucurónico

Polisacárido que proporciona una barrera defensiva adicional de la piel ya que forma una envoltura en la superficie cutánea, dificultando la adhesión bacteriana .

VITAMINA F

Contribuyen a mantener la piel nutrida, hidratada y a atenuar la formación de arrugas y manchas.

Protocolo de uso de Atopic-prone Skin

El tratamiento idóneo para recuperar la piel de los más pequeños consiste en higiene e hidratación para restablecer el balance de la piel.


Higiene.


Jabón de aceite pediátrico.

Higiene emoliente diaria basada en una fórmula concentrada, enriquecida con omegas 3, 6 y 9, que nutre y restaura la función barrera de la piel.

Aplicar sobre la piel previamente humedecida y aclarar. 


Restablecer el balance de la piel.


Bálsamo facial.

Bálsamo en textura ligera de uso diario que ayuda a reparar la piel del rostro del bebé y el niño. 

Aplicar de forma uniforme sobre la piel del rostro y/o cuello, tantas veces sea necesario.


Crema emoliente pediátrica.

Crema corporal de uso diario que aporta nutrición e hidratación inmediata, promoviendo el bienestar de la barrera cutánea y ayudando a reducir el riesgo de sobreinfección en brotes de dermatitis atópica.

Aplicar de forma uniforme sobre la piel, tantas veces como sea necesario, mediante un suave masaje hasta su completa absorción.


Consejos para el cuidado diario

  • El baño diario debe ser corto, de 5 a 10 minutos, y con agua templada. Evitar el uso de esponjas de baño.
  • El jabón debe contener un porcentaje alto de aceites emolientes ya que así se contrarresta la sequedad de la piel.
  • Después del baño, la piel debe secarse de manera suave, dando palmaditas, sin frotar con la toalla.
  • A continuación, aplicar en las zonas secas, con la piel residualmente húmeda una crema emoliente que aporte lípidos y nutrición, y reaplicar cuando sea necesario. 


Te recomendamos:
X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información