Salud para tu piel

Dermoconsejo: ¿Qué necesita una piel grasa?

 

La cantidad de tipos de piel depende de las condiciones biológicas de cada persona, es lo que llamamos el Biotipo, o lo que es lo mismo: el patrón biológico de cada tipo de piel. La clasificación de los distintos biotipos se relaciona con las secreciones que forman el manto hidrolipídico de la piel. Entre los tipos de piel más conocidos por todos se encuentra la piel grasa. La piel grasa presenta un manto hidrolipídico abundante debido a que las glándulas sebáceas producen demasiado sebo dando un aspecto demasiado brillante incluso grasiento.

Si tu tipo de piel es graso, seguramente tu rostro presente una apariencia con brillos, poros dilatados e imperfecciones como granitos o puntos negros. Aunque pienses que la piel grasa es cosa de adolescentes, es muy probable que, si tu piel tiene esta tendencia, tengas la sensación a lo largo del día de que tu rostro se siente sucio y algo pegajoso. Si tu piel es grasa, no renuncies a su cuidado y elige productos específicos y una rutina que se amolde a sus necesidades y características. ¡Te contamos cómo hacerlo y qué debes tener en cuenta!

Limpieza adecuada

Lavarte la cara más veces de lo normal o utilizar productos que la resequen en exceso no te va a ayudar. Si por la condición oleosa de tu piel te gusta limpiarla con agua y jabón, te recomendamos un Gel Micelar Calmante que elimine todas las impurezas y suciedad, calme la piel y deje una sensación de limpieza sin resecar. Si tienes tendencia a tener granitos o puntos negros otra buena opción para esta limpieza es el Limpiador Purificante. Ambas opciones son idóneas para el paso de limpieza del rostro que debes llevar a cabo tanto por la mañana al levantarte, como antes de irte a dormir (¡vayas o no maquillada!).

Una vez realizada la limpieza notarás tu piel limpia y libre de grasa. Aprovecha para aplicar un Tónico Astringente con acción seborreguladora que además de refrescar la piel, seque los posibles granitos o lesiones que tengas y regule o normalice la producción de grasa. No abuses del tónico, aplícalo mañana y noche o sólo por la noche (según tus necesidades) con un algodón y a toquecitos.

La piel grasa también se hidrata

Muchas veces comentemos el error de pensar que la piel grasa no necesita hidratación. ¡Al contrario! La hidratación es muy importante para todo tipo de piel, pero debemos elegir aquella que se adapte a lo que necesitamos. Para cuidar tu piel y que se vea vital y saludable te proponemos dos productos diferentes dependiendo del momento en que los apliques.

El Multi Rejuvenecedor Booster Revitalizador es un todo en uno porque además de ser un tratamiento anti-edad perfecto, dejará tu piel hidratada sin necesidad de utilizar una crema hidratante posterior. Puedes aplicarlo mañana y noche según tus necesidades y te aportará luminosidad, firmeza y elasticidad, a la vez que reducirá las arrugas y unificará el tono de tu piel gracias a su alta concentración de activos con acción energizante.

La Crema Multi Reparadora es el producto que te recomendamos utilizar por la noche. Tras la limpieza, puedes aplicar el Booster Revitalizador si crees que tu piel lo necesita y tras él, aplica la Crema Renovadora de Noche. Es una crema anti-edad regeneradora con la que recuperar la piel y verse bien al despertar. No caigas en el error de no hidratar tu piel pues empeorarás su condición grasa.

Siempre protégela del sol

Por la condición grasa de tu piel quizás seas reticente a utilizar fotoprotectores en el rostro creyendo erróneamente que provocarás una mayor cantidad de sebo en tu piel. Es importante que protejas tu piel del sol ya que sus consecuencias son en ocasiones irreparables. Para tu tipo de piel te aconsejamos fotoprotectores libres de aceites que dejen una sensación de “tacto seco”. En nuestra opinión no tendrás problema si te decantas por el Fotoprotector Facial Oil-free SPF50, estarás protegiendo tu piel frente a los rayos UVA y UVB y tu piel se verá perfecta y ¡sin brillos!