Tutoriales

Esta es la rutina que tu piel necesita tras la exposición solar

 

Parece que poco a poco estamos más concienciados de la importancia de protegernos del sol durante los 365 días del año. 2020 ha sido un año en el que hemos intentado recalcar que la fotoprotección es necesaria para cuidar de nuestra piel. Hemos pasado semanas sin apenas tener salidas al exterior y nuestra piel estaba menos preparada que nunca a la exposición solar a la que estamos acostumbrados durante los meses de verano.

Pero protegerse del sol no es lo único que deberías hacer si realmente quieres cuidar tu piel. Los cuidados tras la exposición solar también son muy importantes y quizás muchos los desconocen. En este artículo te proponemos una rutina infalible de cuerpo y rostro con los productos que ayudarán a que tu piel se vea perfecta después de tomar el sol.

1 Refresca tu piel

Si no has tomado suficiente precaución a la hora de tomar el sol o por un despiste te has quemado, es muy importante que no des la situación por perdida y actúes cuanto antes. Tras la quemadura solar tu piel se verá roja y se sentirá caliente al tacto, por ello debes darle lo que necesita. Date una ducha con agua templada y un gel de baño suave como el Jabón Hidra-Calm enriquecido con Manzanilla y Bisabolol, que aportan un confort inmediato a tu piel. Sécate con una toalla sin frotar, mejor a toquecitos, y aplica Aloe Vera de BABÉ, ideal para la piel irritada tras la exposición solar. Su composición con Aloe Vera 100% puro, ayuda a regenerar la piel gracias además a los activos calmantes e hidratantes que también contiene.

2 Repara y calma

Tanto si te has quemado y ya has aplicado el paso anterior, como si has tomado el sol con precaución y la protección solar te ha permitido disfrutar de los rayos sin riesgo, te recomendamos reparar y calmar tu piel con el Spray Reparador Calmante. Tras la exposición solar siempre es importante hidratar la piel y este producto tiene además una doble función: calma y repara la piel. Su formato spray es muy fácil de utilizar y permite una aplicación y un secado rapidísimos, tanto para su uso en cuerpo, como en rostro. ¿Otra de sus cualidades que lo hacen el producto perfecto? Deja una sensación refrescante en la piel y ¡prolonga el bronceado!

3 ¡No te olvides de la cara!

Sobre todo durante los meses de verano donde abusamos del mar, la piscina y el sol, incluye en tu rutina de cuidado facial un producto específico, fácil de usar y con resultados excelentes: las Ampollas Bicalm+. Estas ampollas ayudan a aliviar, calmar y reparar la piel, restaurando su equilibrio natural. Su textura ligera de rápida absorción es idónea para pieles muy sensibles, irritadas o reactivas. Su composición incluye activo de Avena que ayuda a calmar y a reducir la inflamación y la rojez. El Extracto de Regaliz ayuda a reducir la inflamación, irritación y a calmar la piel sensible. ¡Éxito asegurado!